Maullidos Urbanos: Inesperada renuncia

Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

De forma inesperada Carlos Urzúa presentó su renuncia a la titularidad de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con lo cual se registró la baja número 14 en niveles medios y superiores en poco más de siete meses del gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, aunque sin duda esta es la de mayor trascendencia dentro de su administración.

            Son varios los factores a considerar, entre ellas por su responsabilidad como cabeza de las finanzas nacionales, al grado de que tras difundirse su dimisión reaccionaron negativamente nuestra moneda nacional y la bolsa de valores, aunque tras el anuncio de que el hasta hoy subsecretario Arturo Herrera sería su relevo existió cierto alivio.

            Otro factor es que indiscutiblemente Urzúa había sido una persona muy cercana a López Obrador desde los tiempos en que fue Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, pero ahora por las circunstancias en que presentó su renuncia dejo entrever que dentro del gabinete federal existen mayores jaloneos internos, que no todo es armonía y persisten los supuestos viejos vicios acerca de la permanencia del amiguismo e imposición de colaboradores.

            Este movimiento sin duda generará muchas consecuencias económicas, políticas y sociales, lo cual se traducirá en comentarios y críticas que se alargarán durante varios días hasta que las aguas se tranquilicen.

            Mientras todo eso sucede se deben cumplir con una serie de requisitos formales y legales, como el hecho de que la Comisión Permanente del Congreso de la Unión estará atenta a que durante la próxima sesión la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados se solicite un periodo extraordinario para ratificar al nuevo secretario de Hacienda.

            También habrá que esperar ver quién será el nuevo subsecretario del ramo y ver cómo Herrera le impone su sello personal a su nueva responsabilidad.

            Dentro de las catorce renuncias en la actual administración dentro de los niveles medios y superiores destacan la de Tonatiuh Guillén López al Instituto Nacional de Migración; de Jaime Rochín del Rincón, a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas; de Omar Hamid García Harfuch y Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, en cargos en la Fiscalía General de la República; de Guillermo García Alcocer, a la Comisión Reguladora de Energía, de Josefa González Blanco Ortiz Mena a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales y de Germán Martínez, a la dirección general del Instituto Mexicano del Seguro Social.

            La interrogante es ¿quién sigue y bajo qué circunstancias?

Comparte:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *