El de Layda Sansores, caso que llama la atención.

Maullidos Urbanos / Decisiones del Tribunal Electoral Federal

 

Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Después de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ratificara el pasado martes que Layda Sansores era la ganadora de las elecciones para gobernador en Campeche, la política morenista rendirá protesta de ley para asumir esa responsabilidad.

Pero no fue la única decisión del citado tribunal que llamó la atención, ya que también decidió cancelar las multas impuestas por el Instituto Nacional Electoral por 448 mil 100 pesos a Samuel García, gobernador electo de Nuevo León, y por 55 millones de pesos a su partido, Movimiento Ciudadano (MC), tras desechar el argumento de que la esposa del político había utilizado ilegalmente las redes sociales durante su campaña política.

En el caso de Campeche, se había acusado que Morena había falsificado boletas electorales y existía la presunción de fraude, lo cual no llegó a comprobarse tras el recuento de votos, permitido legalmente por la mínima diferencia en el número de sufragios entre la ganadora y el segundo lugar.

Después del recuento se anularon 18 de las mil 190 casillas instaladas, es decir apenas el 1.5 %, con lo cual se confirmó el triunfo de la coalición “Juntos Haremos Historia” y de su candidata, con 139 mil 503 votos, mientras que Eliseo Fernández, candidato de MC, obtuvo 133 mil 627, para una diferencia de seis mil 482 votos; y en tercer sitio quedó Christian Castro Bello, del PRI, con 129 mil 120 votos.

Con estas cifras se establece que el triunfo de la exalcaldesa capitalina en Álvaro Obregón no resultó tan holgada como se pensaba y, gracias al recuento, cuestionado por Morena, se confirmó que era la ganadora por lo que  rindió protesta y asumió la gubernatura.

Respecto a García y Movimiento Ciudadano, queda clara la necesidad de reglamentar el uso de las redes sociales para evitar criterios dispares, como sucedió con el INE y el TEPJF, lo que dará mayor certeza tanto en las campañas proselitistas como en los resultados finales.

Además, con estas resoluciones se confirma el actuar independiente de los diferentes órganos autónomos implicados en los procesos electorales, donde si bien no se coinciden en sus perspectivas, se demuestra que tienen capacidad para operar adecuadamente.

También de esta forma se anulan las críticas del gobierno federal, en particular del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien constantemente acusa a estos organismos de estar al servicio de intereses políticos del pasado, de los conservadores, de quienes considera enemigos de la 4-T, para ratificar que la ciudadanía puede confiar en el actuar de ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.