Maullidos Urbanos: ¿Fin de la “Ley Bonilla?”

 

Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Cuando un equipo de futbol decide participar en un torneo, en la respectiva convocatoria se especifica de cuantos juegos comprenderá el torneo, la forma en que se definirá al campeón y las reglas generales de competencia, entre otros puntos. Entonces los participantes ya saben a qué se enfrentarán y lo que deberán superar para ser los campeones,

Por ello resulta inválido que al terminar el torneo el equipo ganador del torneo pretenda cambiar las reglas acordadas para mantenerse como campeones durante dos o tres años más, sin importar que las escuadras adversarias puedan desarrollar un mejor torneo. Sin duda nadie lo aceptaría por ser algo no solo injusto, sino también incorrecto o ilegal.

Esta misma situación se aplica en el caso de la elección del gobernador de Baja California, donde resultó electo Jaime Bonilla, propuesto por Morena, para un periodo de dos años, con el propósito de empatar el proceso electoral con los comicios federales, tal como ha sucedido en otras entidades como Puebla y Veracruz.

Sin embargo, Bonilla apoyado con el Congreso local de Baja California ha pretendido que en lugar de ser mandatario durante dos años, su periodo se extienda a cinco años, a fin de que su sucesor sea electo no en 2021 sino hasta 2024, al argumentar que él participó para ser gobernador durante un lustro, lo cual es falso,

Debe tenerse en cuenta que desde la convocatoria al proceso electoral se estableció claramente que quien resultara ganador solo sería gobernador durante dos años, hecho que finalmente y sin mayor discusión fue ratificado por el pleno de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación

Pero por lo que se ha visto, esta decisión no será fácilmente aceptada por quien fuera postulado por el partido Morena, quien aún mantiene varias opciones bajo la manga para alcanzar su propósito, lo cual de suceder entonces podría generase un conflicto legal.

Hasta el momento el presidente Andrés Manuel López Obrador ha establecido que se deberán acatar los lineamientos establecidos por las autoridades electorales, pero no puede descartarse que después, tras tener otros datos, cambie de opinión.

Por el bien de la Democracia y de las instituciones político y electorales, Bonilla deberá de aceptar cumplir con su periodo de dos años, ya que de lo contrario sentará un grave antecedente donde de acuerdo a los intereses y conveniencias de sectores políticos mayoritarios modifiquen las leyes de acuerdo a sus propósitos muy particulares.

Comparte:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *