Maullidos Urbanos / AMLO ¿contagiado de covid-19?

 

Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Nunca resulta positivo desearle a alguna persona algún mal, por lo tanto aunque no aprobemos sus acciones, programas y políticos de ninguna manera se debe celebrar que el presidente Andrés Manuel López Obrador se haya contagiado de covid-19, como él mismo lo dio a conocer en sus redes sociales la tarde el domingo pasado.

No ha sido el primer mandatario afectado, tampoco será el último. Antes de él lo fueron el primer ministro británico, Boris Johnson; los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro, de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, y el ex de Estados Unidos, Donald Trump, coincidentemente todos ellos menospreciaron tanto la pandemia como el uso del cubrebocas.

En el caso de López Obrador existen varias situaciones para ser consideradas, aunque una ya fue respondida por Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, quien en la conferencia mañanera del lunes precisó que ella sólo representará al presidente en este “ejercicio de información cotidiano”, ya que López Obrador, aunque en confinamiento, mantiene pleno ejercicio de sus funciones y continuara pendiente de los asuntos públicos.

Es decir, a pesar de estar enfermo seguirá el poder sin un relevo momentáneo, motivo de polémica cuando anteriores mandatarios se vieron implicados en tratamientos médicos, incluso se recordó el 5 de junio de 2014, ante el rumor de que Peña Nieto estaba enfermo escribió en sus redes sociales: “Ni lo creo, ni lo deseo. Pero es una buena salida para su renuncia por su evidente incapacidad” y agregó: “¿cómo resolver lo de su incapacidad para gobernar o acaso no tiene al país en agonía?”, lo cual ahora se le puede aplicar a él.

Otro pendiente es el de la situación de personas con las que tuvo contacto en los últimos días, entre ellos los secretarios Marcelo Ebrard, Olga Sánchez Cordero y Tatiana Clouthier; los gobernadores Juan Manuel Carreras y Jaime Rodríguez, con Clara Luz Flores, aspirante de Morena al gobierno de Nuevo León, otros colaboradores, empresarios y hasta desconocidos compañeros en sus vuelos del fin de semana, quienes ahora deberán hacerse pruebas.

En fin, estos son varios puntos a ser considerados tras el contagio de López Obrador, uno de ellos:¿cambiará su forma de pensar acerca de la pandemia o mantendrá su necedad de no recomendar, entre otras cosas el uso del cubrebocas?

Una realidad es la molestia de muchas personas quienes demandan tenga el mismo trato recibido por enfermos que no han sido admitidas en hospitales públicos por falta de camas y personal médico y sienta en carne propia el calvario sufrido por ellos y sus familiares.

dad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.