MAULLIDOS URBANOS / MENSAJE DECEPCIONANTE

 

Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

En su primer mensaje oficial del año del presidente Andrés Manuel López Obrador, donde se esperaba alguna respuesta concreta para apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas para superar la crisis económica generada por el Covid-19, simplemente no la hubo y lo que se escuchó fue además de su reiterado mensaje de austeridad, el anuncio de la creación de dos millones de empleos y la ratificación de que sus proyectos insignia siguen adelante.

Por la sana distancia recomendada por las autoridades de salud dio su mensaje ante un patio vacío de Palacio Nacional, donde lo preferible hubiera sido que emitiera su mensaje desde el despacho presidencial, bajo el argumento de no seguir prácticas neoliberales aseguró que no cambiará sus estrategias económicas, en particular no recurrir al endeudamiento ni caer en el déficit financiero.

Al hablar sobre la actual pandemia por el coronavirus, López Obrador aseguró que “son más nuestras fortalezas que las debilidades y son muchos más los ciudadanos que buscan el cambio verdadero que quienes apuestan al retroceso” y remató con: “esta crisis es pasajera” para  insistir en que pronto se regresará la normalidad y se reactivará la economía del país.

Sin embargo, a pesar de que resumió que con mayor inversión pública para el desarrollo económico y social, empleo pleno y honestidad, y austeridad republicana se superará la crisis, una respuesta inicial fue la caída del 1.26% del peso mexicano ante el dólar, cotización que ha sido inestable en los últimos días fijando nuevas marcas históricas.

Antes que anunciar apoyos concretos, reveló que el gobierno ahora será quien se apretará el cinturón, por ello este año los servidores públicos ubicados como altos mandos no tendrán aumentos salariales ni aguinaldos, para ser nuevamente afectados por la austeridad.

En fin, según López Obrador la crisis se enfrentará sin aumentar impuestos, ni generar gasolinazos, además también se recurrirá a los ahorros del Fondo de Estabilización de los ingresos presupuestarios y recursos que mantenían guardados en fideicomisos”.

Sin aclarar cómo se ofrecerán esos dos millones de empleos y sin explicar cómo evitar la cancelación de cientos de miles existentes pero en riesgo de perderse, afirmó que estamos listos para enfrentar de la mejor forma posible la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Si bien la crisis por el Covid-19 es ajena a López Obrador, si es su responsabilidad evitar que sus consecuencias afecten lo menos posible a la sociedad mexicana. Por el bien de todos esperemos que sus decisiones sean las correctas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.