AMLO Vs. Nexos y Proceso

Maullidos Urbanos / Problemas en revistas

 

Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

En estos días las revistas Nexos y Proceso, con más de 40 años de historia, que se han distinguido por ser críticas del gobierno, sin importar el partido al que representan han sido noticia por lo sucedido en su interior.

En el caso de Nexos, fundada en 1979 por el historiador Enrique Florescano, con la idea de hacer crítica social y política de México, actualmente es dirigida por el también historiador Héctor Aguilar Camín, quien tanto en ese medio como en otros donde colabora como el diario Milenio, se ha caracterizado por sus incisivas observaciones al actual gobierno federal.

Estos comentarios no han sido bien recibidos por Andrés Manuel López Obrador, por lo que ahora la Secretaría de la Función Pública emitió una resolución para impedir que dependencias, entidades y empresas públicas a nivel federal y estatal, tengan contratos con Nexos por un lapso de dos años, así como una multa por cerca de un millón de pesos.

Según esa dependencia se detectó una presunta irregularidad en la contratación de una plana de publicidad por 75 mil pesos, la cual se subsanó en su momento, pero ahora diversas organizaciones sociales consideran que es un intento de censura y castigo del gobierno federal.

Christopher Barnes, presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa y Roberto Rock, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, expresaron que esa medida se tomó dos años después con una revista crítica al presidente, lo que genera dudas sobre es una represalia indirecta y externaron su preocupación de estar “ante un acto de intimidación o censura previa, pésimo precedente para la libertad de prensa en el país”.

En el caso de Proceso, fundada en 1976 por Julio Scherer García y gran cantidad de periodistas expulsados del periódico Excélsior, que ha continuado con su línea crítica hacia las autoridades, decidió prescindir de las colaboraciones del académico John Ackerman, el escritor Fabrizio Mejía Madrid y el caricaturista Rocha, identificados como afines a López Obrador.

Ahora se acusa a esa revista de derechizarse, cuando se le había ubicado de izquierda, pero recuérdese que el presidente atacó a cuatro medios de comunicación, entre ellas Proceso de la que dijo que “no se portó bien con nosotros” aunque, según él, “no es ningún reproche”.

Sobre Nexos, más allá de la publicidad oficial, la sanción la estigmatiza negativamente mientras que para Proceso resulta una medida interna, que ha recibido críticas por parte de personas cercanas al gobierno federal, hasta el momento su decisión ha sido considerada como una situación interna realizada de acuerdo a sus intereses editoriales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.