Maullidos Urbanos / Crisis cervecera en el mundo

 

Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

La pandemia por coronavirus ha provocado crisis en varias industrias, pero en el caso de la cervecera se ha presentado en dos naciones dos problemas opuestos. En uno, México, se padece una gran escasez, debido a que por ser considerada una actividad no esencial, se suspendió su producción. En otro, Francia, por el aislamiento domiciliario y cierre de negocios, están a punto de tirar diez millones de litros de cerveza de barril almacenada en factorías.

Al decretarse la suspensión de actividades, inicialmente la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sadur) había considerado a la producción de cerveza como esencial, básicamente para adquirir la cosecha de cebada, pero Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, no estuvo de acuerdo y anuló esa decisión.

Ante ello se registra una histórica escasez de esa bebida de moderación, provocando que los usuarios en redes sociales llamen a este fenómeno como #LaÚltimaChela, pues tiendas de consumo, súpermercados, restaurantes y hasta sitios de venta en internet registran un desabasto generalizado y la existente se cotiza a sobreprecio.

Sin embargo, el mismo gobierno resiente en sus finanzas su falta de venta, ya que de acuerdo con Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario, estimó que por impuestos no cobrados el erario ha dejado de recibir cerca de cinco mil millones de pesos, además de pérdidas por exportaciones por casi 400 millones de dólares mensuales.

  Sucede que la industria cervecera representa por sí sola 25% de las exportaciones del campo mexicano, de ella dependen más de 600 mil empleos directos e indirectos; de su venta viven 800 mil tienditas cuya economía y su maquinaria produce el 1% del PIB nacional.

En Francia, el Sindicato Brasseurs de France informó que ante la falta venta se desecharán 10 millones de litros de cerveza almacenada en fábricas, principalmente de barril, ya que a diferencia de las clásicas, después de tres meses de conservación pierden su efecto olfativo y gustativo, además actualmente el sector está “muy endeudado”, ya que invirtieron 241 millones de euros en la producción de 2019 y esperaban ganancias de 4 mil millones de euros.

Además. 40% de la industria ha tenido una baja de al menos 60% en su producción, la cual al no haberse vendido durante esta temporada, su inventario durará hasta la próxima.

Así es la vida, mientras que unos desean tener cerveza, otros tienen que tirarla. En México los empresarios cerveceros están a la espera de que se resuelva el diferendo entre la Sadur y Salud para que regresen a la actividad y termine la escasez de esa popular bebida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.