Maullidos Urbanos: Morena en camino a “perredizarse”

Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

En sus 30 años de existencia el Partido de la Revolución Democrática (PRD) logró colocarse como el principal representativo de la izquierda mexicana, al grado de que no solo se mantuvo como principal fuerza política en varias regiones del país, particularmente en el antiguo Distrito Federal, ahora Ciudad de México, Guerrero, Oaxaca y Michoacán, incluso en una ocasión se quedó a décimas de punto porcentual de ganar la presidencia de la república.

            Pero en sus tres décadas de vida tuvo un grave defecto: no se constituyó como un real partido sino fue una agrupación de diferentes corrientes políticas, mejor conocidas como tribus, donde Andrés Manuel López Obrador se benefició para atraer a gran cantidad de militantes para crear su partido: Movimiento de Regeneración Nacional, Morena.

            Ahora Morena, colocada como la principal fuerza política en el país enfrenta el riesgo de caer en el mismo defecto del PRD: que sean las diferentes fuerzas políticas disputen el control del partido marginando a los otros adversarios internos. La mejor y prueba inicial es el pleito entre Ricardo Monreal y Martí Batres en la disputa por el control en la Cámara de Senadores.

            Sin embargo esa confrontación podría ser un juego de niños comparado con lo que podría suceder con el proceso para elegir a la nueva dirigencia nacional de Morena, ya que no será un proceso que implica a unos pocos integrantes sino a toda la militancia a nivel nacional.

            Ya se emitió la convocatoria para ese proceso que concluirá el 20 de noviembre, en su Congreso Nacional. Hasta el momento son cuatro aspirantes, quienes representan a grupos de poder al interior del partido; dos de ellos han trabajado directamente bajo las órdenes de López Obrador y otros dos son cercanos a Ricardo Monreal y Marcelo Ebrard.

            Yeidckol Polevnsky, exsenadora y exsecretaria general cuando López Obrador era el presidente del partido, luego ocupó la dirigencia interina y en noviembre de 2018, fue electa para seguir en el cargo por un año más. Bertha Luján, madre de Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo, se desempeña como presidenta del Consejo Nacional de Morena.

            Alejandro Rojas Díaz Durán es consejero nacional de Morena y senador suplente de Ricardo Monreal, actual coordinador de los legisladores de Morena; y Mario Delgado, coordinador de los diputados federales de Morena, exsenador y colaborador de Marcelo Ebrard cuando fue era el jefe de Gobierno de la capital del país.

            El reto es mantener la unidad del partido, de lo contrario sus efectos negativos se verán en las elecciones del próximo año y en especial las intermedias del 2021.

Comparte:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *