Maullidos Urbanos: La CNTE y la reforma inconclusa

Gato de Barrio

gato_de_barrio@yahoo.com.mx

Finalmente y por la falta de un solo voto de un legislador de Morena, la Reforma Educativa de la 4-T no fue avalada por el Senado de la República, por lo cual el dictamen será devuelto a la Cámara de Diputados para su revisión y, nuevamente su aprobación.

            Tras su aprobación en lo general, senadores de oposición reservaron 23 artículos para discutirlos en lo particular y aunque fueron desechados por la mayoría de Morena, no se logró la mayoría calificada pues votaron 81 a favor, 39 en contra y dos abstenciones. Faltaron los votos de los morenos Lucía Trasviña, Salomón Jara y Juan José Jiménez.

            Esta situación ya genera varias consecuencias. Por ejemplo, al no derogarse la reforma del sexenio anterior ‑y para hacerlo resultará necesario un periodo extraordinario‑, deberán mantenerse vigentes las medidas para el siguiente ciclo escolar.

            Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió en su conferencia mañanera que en tanto se cancela la reforma educativa actual y se aprueba la nueva, estará vigente su memorándum con sus características específicas para dejar sin efecto la normativa, aunque ese recurso ya ha sido descalificado por opositores y abogados especialistas.

            También, dentro de las movilizaciones con motivo del Día del Trabajo los miembros de la CNTE insistieron en su exigencia de “la abrogación sin simulación de la mal llamada reforma educativa”. Pedro Gómez Bámaca, líder de la Sección 7 en Chiapas, hizo un llamado a crear un frente social de resistencia más amplio que la propia Coordinadora, a fin de echar abajo las reformas estructurales realizadas en el sexenio pasado.

            Además advirtió que si “la mal llamada reforma educativa si no es abrogada mediante la ruta parlamentaria, no nos queda otro camino que la ruta que la Coordinadora creó desde hace 39 años, sería en las calles compañeras y compañeros”.

            También como una de sus primeras acciones en rechazo a la nueva reforma educativa, impulsada por López Obrador pero tampoco aceptada por la CNTE, en Chiapas iniciaron un paro laboral por 48 horas, además de movilizaciones en Ocosingo, Palenque, Tapachula, Arriaga, Comitán y San Cristóbal de las Casas.

            En fin, cuando se pensaba que la nueva Reforma Educativa ya sería constitucional, resulta que dentro de mismo Morena donde se frustró su aprobación. Ahora ver qué sucede tanto en el Congreso de la Unión como en el memorándum presidencial y, mientras tanto, de los estudiantes, los principales implicados en esta problemática siguen siendo ignorados.

Comparte:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *