Maullidos Urbanos / Vampiros eléctricos en casa

 

Gato de Barrio /

gatodebarrio@yahoo.com.mx /

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el alza en las tarifas de electricidad y en los comestibles provocó que el Índice Nacional de Precios al Consumidor –es decir la inflación–, se ubicara en la primera quincena de noviembre en 7.05%, una tasa anual no registrada en los últimos veinte años.

Sucede que la energía eléctrica aumentó 24.16%, tomate verde 42.06%, pollo 2.76%, jitomate 3.92%. chiles frescos 19.77%, principalmente, siendo los estados de Sonora, Sinaloa, Baja California y Baja California sur donde se reportaron las mayores alzas.

En el caso de la electricidad se debe recordar que conforme se eleva su consumo, se modifican las tarifas y se reduce el subsidio gubernamental. Por lo tanto, la recomendación para evitar que los recibos de la Comisión Federal de Electricidad presenten elevados costos es reducir el uso de los llamados “vampiros eléctricos”, es decir aquellos aparatos electrodomésticos que siempre permanecen conectados aún sin ser utilizados.

Los mejores ejemplos son los hornos de microondas, cafeteras, computadoras, aparatos de radio y televisión programados, es decir todos los que presentan una luz led, regularmente de color rojo, siempre consumiendo energía eléctrica. El Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE) calcula que actualmente ese consumo de aparatos “vampiros” suponen entre un 7 y un 11% del gasto de energía en un hogar promedio.

El problema crece al considerarse que en el país los usuarios domésticos con contratos ascienden a 40.7 millones de servicios, lo cual representa que la fuga de energía eléctrica por esos vampiros energéticos ascendería a ocho mil 602.7 millones de pesos anuales.

Ese consumo fantasma de electricidad puede provocar que un hogar con tarifa doméstica, beneficiada con subsidio, donde el consumo equivale a 25 kilowatts-hora mensuales, sin saberlo podrían pasar a la tarifa de alto consumo doméstico, perdiendo ese apoyo y, por lo tanto, perdería ese apoyo en el pago de la energía.

Analice: su microondas no es reloj, por lo tanto desconéctelo; en esta época navideña no deje toda la noche el arbolito iluminado; en la entrada de casa coloque sensores de movimiento para que la luz encienda solo cuando registre la presencia de una persona; apague las luces en cuartos sin personas; no deje radio y televisión prendida sin que alguien atienda sus mensajes; apague su computadora cuando no la use o, por lo menos, colóquela en suspensión, donde el consumo de electricidad es menor.

Estas son algunas simples recomendaciones, usted puede complementar otras. Al final, si decide seguirlas, sin duda su cartera se lo agradecerá.

(Debido a que este felino se tomará unos días de descanso, estos son los últimos Maullidos Urbanos del 2021 para regresar el próximo tres de enero. Mientras tanto van los mejores deseos para que disfruten de una estupenda Navidad y que el año próximo sea excelente para todos. ¡Felicidades!)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.