Maullidos Urbanos / Violencia creciente en México

 

Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Según el presidente Andrés Manuel López Obrador los índices delictivos van a la baja. En su conferencia mañanera de este lunes afirmó que existen indicios de una disminución en abril: “En general en todo lo que son homicidios, delitos hay una baja, nos ha costado mucho la disminución en homicidios y mucho homicidio vinculado al crimen organizado, es regional”.

Admitió que en los estados de Nayarit, Durango, Sinaloa y Baja California Sur, hay una disminución mientras que se registra un aumento en Jalisco, Sonora, Michoacán, Zacatecas.

Pero, como él expresa recurrentemente también existen «otros datos», por cierto, varios de ellos oficiales, que expresan otro panorama mucho muy distinto.

 Por ejemplo, en el más reciente reporte sobre violencia contra las mujeres del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública se establece que con 267 casos, en marzo se registró la cifra más alta de víctimas mujeres de homicidio doloso a nivel nacional desde que se tiene registro, superando a abril de 2020, cuando en plena pandemia por covid-19 se había colocado como el más violento para ellas.

  En total en el primer trimestre del año se han registrado 715 víctimas mujeres de homicidio doloso, de las cuales 240 fueron en enero, 208 en febrero y 267 en marzo. Por entidades Baja California ocupa el primer lugar con 99 casos; Chihuahua, segundo, con 75; Guanajuato, tercero, con 69; Estado de México, el cuarto con 67; Michoacán, el quinto, con 61; y Jalisco, el sexto, con 52. En el índice por cada 100 mil habitantes los cinco primeros estados son Baja California, Chihuahua, Colima, Zacatecas y Michoacán.

De acuerdo con la organización Semáforo Delictivo, el homicidio tuvo una ligera baja de 4% en el primer trimestre, al igual que otros delitos del crimen organizado al ser comparados contra el mismo periodo del año pasado. Así, el secuestro disminuyó 34%, robo de vehículos 21% y extorsión 6%. Sin embargo, todo ello ha sido en gran parte, por la pandemia de covid-19.

En cambio, violación y violencia familiar aumentaron este trimestre, la primera 8% y la segunda 10%. Ambos delitos ubicados claramente en rojo en marzo, lo cual para esa organización resulta preocupante este fenómeno, pues ambos son delitos que se dan en casa y, en muchas ocasiones, contra menores de edad”.

Con estas cifras se establece que para López Obrador existe una realidad muy diferente a la que viven muchos mexicanos, además de que sus esfuerzos para reducir los índices de violencia no resultan ser tan eficaces como se pretende demostrar a la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.