Su paso por el Instituto Literario hace más de siglo y medio, dejó huella que se nota hoy

El pintor Felipe Santiago Gutiérrez, pieza importante de la historia de la UAEM 

  • El texcocano impartió clases en el Instituto Literario de 1848 a 1852 y fue el primer maestro que tuvo la escuela en el área de arte.

 

Toluca, Méx. – 19 de octubre de 2019. Felipe Santiago Gutiérrez fue el máximo impulsor de la cultura y el arte en el Instituto Literario durante el siglo XIX, afirmó el egresado de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad Autónoma del Estado de México, Raúl Arturo Díaz Sánchez.

Al dictar la conferencia “La presencia de Felipe S. Gutiérrez en el Instituto Literario de Toluca”, detalló que el pintor texcocano impartió clases en el antecedente de la UAEM de 1848 a 1852 y fue el primer maestro que tuvo la escuela en el área de arte.

En la Galería Universitaria “Fernando Cano” del Edificio de Rectoría, expresó que en 1870 la institución solicitó, en coordinación con las autoridades estatales, la donación de algunas obras del artista para formar el primer museo de la capital del Estado de México, que en primera instancia se colocó en el Edificio de Rectoría.

Raúl Arturo Díaz Sánchez, fundador del Museo “Felipe Santiago Gutiérrez” manifestó que el discípulo de los pintores Miguel Mata y Pelegrín Clavé fue el primer artista plástico mexicano en recibir un galardón internacional y uno de los pintores del siglo XIX más cosmopolita y con mayor proyección universal.

“Fue un artista internacional que tuvo un gran cariño hacia el Instituto; fue pieza importante de la historia de la institución”.

El experto apuntó que alrededor de 40 por ciento de la producción del mexiquense se encuentra en México y el resto en colecciones particulares y museos de varios países de Europa, Chile, Argentina, Colombia y Estados Unidos, en particular, en las ciudades de San Francisco y Nueva York.

Raúl Arturo Díaz Sánchez aseveró que en nuestro país se encuentran alrededor de 400 obras; sin embargo, Felipe Santiago Gutiérrez era capaz de hacer un retrato al óleo en un día y pintó de 200 a 300 obras al año. Todavía no se realiza un recuento de las piezas que realizó en Estados Unidos, así como en las ciudades de Roma, Barcelona, París y Bogotá.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.