Santa Lucía, parado, y Texcoco debe mantenerse SIN INUNDAR.

Maullidos Urbanos: Sigue el conflicto por el nuevo aeropuerto

Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

A pesar de los optimistas anuncios del gobierno federal, el conflicto por la construcción del nuevo aeropuerto internacional para la Ciudad de México es un asunto que se prolonga sin que se vislumbre una solución a corto plazo.

            Por la mañana del jueves, se firmó una carta de intención entre el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) y la empresa Aleática, para negociar la adquisición de la participación accionaria de la segunda dentro la Administradora Mexiquense del Aeropuerto Internacional de Toluca (AMAIT).

            Esta acción forma parte de las acciones del gobierno parte del fortalecimiento, construcción e integración de la Red Aeroportuaria del centro del país, la cual comprendería los Aeropuertos Internacionales de la Ciudad de México, de Toluca y al futuro Felipe Ángeles ubicado en Santa Lucía.

            Pero por la tarde y en respuesta a uno de los juicios de amparo promovidos por #NoMásDerroches, el Juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México ordenó a las autoridades responsables no solo mantener las obras del Aeropuerto Internacional de México en Texcoco (NAIM) sin inundarlas, sino además, que determina suspender definitivamente las obras en Santa Lucía.

            Esta decisión se mantendrá vigente hasta que se determine sí la cancelación de las obras en Texcoco se ejecutaron conforme a Derecho, lo cual podría suceder en la audiencia constitucional programada para el 27 de agosto próximo.

            Con esta nueva medida cautelar obtenida por #NoMásDerroches, ahora corresponderá al Poder Judicial de la Federación determinar si la decisión del Gobierno cumple con los principios constitucionales de eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez en el gasto público, como lo indica el artículo 134 de la Constitución.

            Por todo lo anterior y a pesar de lo que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha calificado a las acciones legales en contra de su proyecto aeroportuario como sabotaje legal, no se espera una pronta solución a este conflicto, ya que cada parte se mantiene firme en sus posturas de seguir adelante, por un lado con Texcoco, por otro impulsar Santa Lucía.

            Sin embargo, el problema real que es la saturación de servicios en el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México se mantiene vigente y conforme transcurra el tiempo se agravará, con los previsibles perjuicios económicos, políticos y sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.