Maullidos Urbanos: Revés a la política de austeridad

Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

Las políticas de austeridad no han sido aceptadas de forma generalizada por diversos sectores sociales ya que esas medidas les han afectado, como han sido los padres de familia que se quedaron sin estancias infantiles, los servidores públicos que han sido despedidos injustificadamente y sin liquidaciones legales, los policías federales que han sido obligados a integrarse a la guardia nacional, entre otros casos.

            Un punto especialmente fue rechazado: reducción del salario de los altos funcionarios de las autoridades de los tres niveles de gobierno para que fueran menores al del presidente, que es de 108 mil pesos mensuales, cifra fijada arbitrariamente por Andrés Manuel López Obrador

            Por supuesto que gran cantidad de personas no aceptaron esta medida y respondieron de alguna forma. Unos que renunciaron al servicio público para colocarse en la iniciativa privada, donde se les reconociera toda su preparación y capacidad laboral; otros prefirieron jubilarse para recibir una pensión acorde a sus salarios originales; unos más decidieron recurrir a la justicia para ampararse y que la medida de reducción de sus ingresos no se les aplicara.

            Para estos últimos, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) anunció este miércoles su determinación para que funcionarios de mando de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) puedan obtener un salario hasta 40% superior al del presidente de la República.

            Por mayoría de votos, la Primera Sala del máximo tribunal nacional revirtió la negativa de suspensión para que los trabajadores de dichos organismos autónomos pudieran mantener el sueldo que percibían de acuerdo al presupuesto de 2018.

            Sin duda esta decisión no resultara del agrado del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien de esta forma ve frustrada su intención de lograr un gobierno austero, que sería bueno y correcto si esta medida estuviera respaldada por algún estudio o análisis que fundamentara su decisión, no simplemente por una decisión arbitraria.

            Ahora falta ver lo que sucederá con los servidores de otras dependencias también inconformes, como del INE; del INEGI, de la misma SCJN, entre otras para ver cómo se benefician de la medida anunciada.

            Esta decisión de la SCJN reitera que muchas de las propuestas y decisiones de López Obrador resultan irregulares y que una de sus consecuencias negativas es generara un mayor clima de división y de animadversión social.

Comparte:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *