Maullidos Urbanos / Adiós al Internet Explorer

 

Gato de Barrio /

gatodebarrio@yahoo.com.mx /

A 27 años de haber entrado en servicio, como parte de los componentes que integraban el paquete de Windows 95, el pasado 15 de junio el Internet Explorer (IE) quedó oficialmente como un servicio obsoleto, principalmente por ser muy lento en comparación con otros navegadores que responden más a las necesidades contemporáneas.

Fue en el año 2003 cuando hasta el 95% de personas lo utilizaban para ingresar a internet, pero fue considerado como “villano” al ser acusado de monopolio por estar preinstalado con el sistema operativo Windows de Microsoft. Ahí empezó perder terreno y para el 2012 fue rebasado por Google Chrome; actualmente apenas el 0.34% de internautas lo usa.

Este navegador fue objeto de muchas y severas críticas al exponer al sistema a más problemas de seguridad que otros navegadores del momento, por ejemplo Firefox, lo cual obligó a Microsoft a difundir constantemente parches para mejorar su versión original.

Así como el sistema operativo Windows ha avanzado, superándose desde el número 7 hasta el 11, su actual versión, además de otras como Mlllenium, XP y Vista, el actual navegador de Microsoft, llamado Edge, dado a conocer en el 2016, es el sucesor directo del IE.

Según Sean Lyndersay, gerente general de Microsoft Edge Enterprise, el actual navegador es más rápido y seguro, ofrece una experiencia de exploración más moderna, capaz de enfrentar un tema clave: su compatibilidad en sitios web y aplicaciones antiguas.

Actualmente el servicio de navegador más utilizado es Chrome, al acaparar el 66.16% del mercado de computadoras de escritorio, mientras Edge apenas representa el 10.12% y Safari 9.14%, de acuerdo con el sitio StatCounter.

La realidad es que la tecnología cibernética avanza a pasos agigantados, siempre con el propósito de ofrecer el mejor servicio para los usuarios del internet, y a pesar de registrarse a una relativa alta velocidad, pocas veces se advierten los cambios.

Solo se reconocen en momentos como este, cuando se anuncia que ya no habrá actualizaciones ni servicio al IE, cuando comprendemos la evolución de la tecnología. Por ejemplo, antes las actualizaciones de los sistemas operativos se aplicaban, de forma lenta y complicada, mediante disquetes o discos compactos; ahora se adquieren de forma más sencilla y a gran velocidad por internet.

Resta esperar las próximas sorpresas tecnológicas, pero las comprenderemos al hacer una breve pausa, ver lo superado para admitir el avance y pensar qué nos deparará el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.