Emblema de la necedad rencorosa

Maullidos Urbanos: Santa Lucía, cuento de nunca acabar

Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

La construcción del presunto aeropuerto Felipe Ángeles en las instalaciones militares de Santa Lucía se ha convertido en un cuento de nunca acabar, ya que el presidente Andrés Manuel López Obrador sigue empecinado en su construcción, a pesar de las impugnaciones legales y técnicas en su contra.

Este martes, el juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa declaró procedente y fundada la solicitud de modificación o revocación de la suspensión definitiva, solicitada por la Secretaría de la Defensa Nacional. que impedía la construcción de esas instalaciones, concedida al colectivo No más Derroches, que ha promovió varios amparos en ese sentido.

Sin embargo ese organismo no está conforme con esa resolución y ya solicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación la atracción de ese litigio, al considerar necesario que ese órgano judicial resuelva ese asunto.

El colectivo insistió en que “hay mucho en juego, tanto en el ámbito del desarrollo económico como en la construcción de un verdadero Estado de derecho para el país”, y recalcó que ese proyecto carece de estudios en materia de seguridad aérea y factibilidad aeronáutica, costo-beneficio, de impacto arqueológico-cultural y de impacto social.

Pero no son los únicos inconformes: José Manuel López Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanco Servytur), también reiteró que en Santa Lucía se deben cumplir con todos los requisitos legaes, ya que México requiere de un sistema aeroportuario integral para cubrir sus necesidades de desarrollo y crecimiento económico, debido a que las actuales instalaciones son insuficientes para responder a la demanda de los usuarios nacionales y extranjeros.

Pero el presidente López Obrador ha hecho oídos sordos a estas consideraciones y en lo que parece un acto de venganza contra anteriores administraciones federales, al igual que es el caso de la venta del avión presidencial, se mantiene firme en su decisión, al grado de calificar a los amparos iniciados como sabotajes legales.

El problema que ya es un cuento de nunca acabar, el tiempo transcurre y no se podrá cumplir con la promesa de que Santa Lucía quede concluido en el 2021 y, lo que se avizora, es que ni ese aeropuerto ni Texcoco, lo cual afectará directamente al turismo y a las actividades comerciales, quienes requieren de un servicio aeroportuario moderno u eficiente, que atienda sus necesidades y todo este conflicto se mantendrá como un cuento de nunca acabar.

Adrián Chavarría Espinosa,
Toluca, Estado de México.
 

“Porque yo adónde voy hablaré de tu amor como un sueño dorado, y olvidando el rencor no diré que tu adiós me volvió desgraciado…”

2 archivos adjuntos

Comparte:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *