En la Pandemia, más de 100 menores descuidados por sus padres fueron internados en el centro Quinta del Bosque

PJEDOMEX TRABAJA EN LA REINTEGRACIÓN  DEL ADOLESCENTE EN CONFLICTO CON LA LEY PENAL

 

 

Para evitar que los adolescentes se encuentren en conflicto con la ley penal, los padres deben ocuparse y atender a los menores, así como disponer de mayor tiempo para conocer a sus hijos, sus amistades y sobre el uso que hacen de las Redes Sociales, afirmó Raymundo García Hernández, presidente del Tribunal de Alzada del Sistema de Justicia Penal para Adolescentes del Poder Judicial del Estado de México.

El 2020, antes y durante la pandemia, con el distanciamiento social y el encierro en casa, el PJEdomex inició 929 asuntos penales relacionados con adolescentes a quienes se les atribuyó una conducta antisocial, cifra que decreció un 26.4% con relación al año anterior, que registró mil 263 conductas tipificadas de menores de edad.

Al respecto, García Hernández señaló que la contingencia sanitaria los ha colocado en una exposición permanente al Internet y Redes Sociales, por lo que llamó a los padres de familia a cuidar y vigilar el uso de la tecnología, pues no existe un control sobre la misma.

El magistrado apuntó que en cada proceso que atienden las y los jueces del Sistema de Justicia Penal para Adolescentes se busca garantizar, proteger y respetar los derechos humanos, de quienes enfrentan una imputación o son  responsables de la comisión de una conducta antisocial.

Informó que en este año, el sistema ha emitido 101 sentencias, que ameritaron el internamiento de los adolescentes en el Centro Quinta del Bosque. De ellos, 92 son hombres y 9 mujeres, que cometieron alguna conducta antisocial de alto impacto como extorsión, violación, homicidio calificado y feminicidio.

El magistrado destacó que en el Poder Judicial del Estado de México, los jueces especializados, de Control, de Juicio y Ejecución, que atienden esta materia, buscan una justicia restaurativa, con la reintegración del adolescente a la sociedad y a su familia. Así como el involucramiento de los padres, para evitar que sus hijos, se vean en conflicto con la ley penal.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.