Maullidos Urbanos / Dudas innecesarias

 

Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

¿En verdad, era necesario que el presidente Andrés Manuel López Obrador realizara una conferencia de prensa mañanera al pie del avión presidencial, donde volvió a repetir su gastado discurso de que esa aeronave “es una obra faraónica”, expresado desde mucho antes de iniciar su última campaña político-electoral?

¿Era indispensable que el mandatario limitara las preguntas a únicamente el tema del avión, cuando están vigentes los problemas de la pandemia, que afirma estar controlada pero diariamente crecen contagios y defunciones, a las malas condiciones económicas, al aumento del desempleo y cierre de negocios y la falta de medicinas para niños con cáncer?

¿Acaso no era recomendable que en lugar de querer levantar la cortina de humo con el tema del avión, debería haber si no acudido al menos mencionar la ayuda oficial a los afectados por el paso del huracán “Hanna” en el noreste de la república?

¿Realmente las personas desconocían que ese avión representaba “lo mal que se gobernaba al país y de los lujos en el gobierno durante todo el periodo neoliberal”?

¿Por qué no se aclaró la contradicción cuando López Obrador afirmó que una de las razones para regresar al avión fue “porque ya se terminó todo el proceso de mantenimiento, (que el aparato) estaba en un aeropuerto en donde no había un buen resguardo, no tenía techo el hangar donde estaba, estaba a la intemperie; está mejor aquí, más cuidado”, mientras Jorge Mendoza Sánchez, director general de Banobras, expresó a los periodistas que ellos “podrán atestiguar que (el avión) se encuentra en perfectas condiciones; se ha hecho un gran trabajo de preservación y mantenimiento; transcurrido un año y siete meses se encuentra en mejores condiciones a como lo recibimos»?

¿Cómo considerar que el presidente se resista no solo a viajar, sino sencillamente ingresar al avión para conocer y describir personalmente a los periodistas las condiciones interiores que tanto ha criticado, como si fuera algo vergonzoso o un crimen imperdonable?

¿Ante la admitida baja venta de boletos de la Lotería Nacional rifa del “no avión”, apenas del 25%, ahora cómo presionará a los empresarios y sindicatos supuestamente comprometidos con la adquisición de esos cachitos para el sorteo del 16 de septiembre?

¿Acaso las respuestas para la gran mayoría de estas y otras preguntas más, es que López Obrador ya se prepara para la inminente campaña política para las elecciones del próximo año, donde pretende que Morena se consolide como partido mayoritario en el país?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.