Maullidos Urbanos / Subastas durante contingencia

 

Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

En estos días no solo de contingencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, donde se recomienda mantenerse en casa y únicamente salir para lo más indispensable como ir a comprar alimentos, ¿qué tan necesario resulta que el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado programe una nueva subasta para el domingo 17 de mayo?

Al igual que sucedió el pasado 3 de mayo, cuando ya se había declarado la emergencia sanitaria por COVID-19, solo se permitirá el ingreso a los primeros 15 participantes registrados y, además, hayan pagado sus garantías correspondientes por los lotes de su interés, para que puedan pujar en vivo por aquellos lotes que les interesen. El resto de quienes deseen participar podrán hacerlo vía telefónica o postura en ausencia.

En la tercera subasta del presente año en lo que fuera la residencia oficial de Los Pinos, se ofrecerán un total 257 lotes, con un precio de salida total de 78.7 millones pesos, donde se incluyen 80 vehículos aptos para circular, 30 autos no aptos para circular; 60 de joyería; dos de aeronaves; seis de inmuebles y 79 de mercancía diversa.

De los inmuebles destaca un piso de la Torre Norte del Centro Empresarial Cancún, en Quintana Roo, con el atractivo de tener vista al mar y a una laguna, para el cual se ha fijado un precio de salida de 25.5 millones de pesos. Además se subastarán dos fincas urbanas, una en Baja California y otra en el Estado de México, inmuebles en Chiapas, Chihuahua, la Ciudad de México, Durango, Jalisco, Morelos, Nuevo León, Querétaro, Sinaloa y Sonora.

En Contraste, el lote de menor precio consiste en un anillo de oro blanco de 14 quilates con chispas de diamante y una perla, cotizado en apenas cuatro mil 300 pesos. Las bases para participar serán gratuitas y el registro se encuentra disponible en la página de internet subastas.indep.gob.mx.

Pero, insisto, ¿es necesario organizar subastas en medio de las restricciones sanitarias?, donde además no se espera una posible recaudación extraordinaria

Considero que si se pospusieran para una vez superada la emergencia organizarlas con más calma, con mayor participación de interesados, para de esa forma lograr recabar más recursos para los fines sociales que pretende atender el gobierno federal.

Además, de esa forma se reducirán posibles contagios y permitir un mayor y mejor descanso para todos los médicos a quienes se les han autorizado acudir a Los Pinos para dormir al término de sus turnos en hospitales donde, precisamente, combate al coronavirus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.