Temores de López Obrador / Maullidos Urbanos

 

Gato de Barrio

gatodebarrio@yahoo.com.mx

De forma reiterada el presidente Andrés Manuel López Obrador ha demostrado no darle la debida importancia al desarrollo de la pandemia del Covid-19 en nuestro país, incluso él se considera inmune a un posible contagio aunque, la verdad, considero que su mayor temor es el de ser desplazado del poder político a nivel nacional.

A pesar de las recomendaciones sanitarias para reducir al máximo sus actividades públicas, el mandatario mexicano se mantiene activo en sus giras ya no de trabajo, ahora de supervisión de obras, como sucedió el fin de semana en Nayarit, Sinaloa y Baja California.

Cuestionado acerca de si pensaba reducir su ritmo de trabajo, rechazó hacerlo bajo el argumento de que sus adversarios de inmediato ocuparían el espacio político que, supuestamente, él dejaría vacante, por lo cual reiteró que se mantendría activo.

¿Cómo interpretar esta respuesta? Pues de no estar dispuesto a ceder ni un milímetro el mando de la nación. Sin embargo debería considerar varias cuestiones.

Una de las principales es de que al mantenerse en actos públicos, aún con pocas personas, se mantiene latente el riesgo de contagio. Recuérdese que Omar Fayad, gobernador de Hidalgo, quien reconoció padecer el coronavirus, lo acompañó en un acto público donde se saludaron de mano y expresaron sus abrazos, políticos, pero al fin abrazos. Además, al viajar en vuelos comerciales y estar en aeropuertos, aumenta la probabilidad de ser contagiado.

Sería recomendable que sus asesores y colaboradores le hicieran ver el riesgo de contraer el coronavirus, porque de suceder entonces obligatoriamente debería permanecer en cuarentena forzosa. También se debe admitir que no sería el primer mandatario afectado o que por precaución se han mantenidos aislados y hasta el momento ninguno de ellos ha perdido el control de sus naciones.

Además, López Obrador tiene un equipo de colaboradores, quienes integran sus gabinetes, tanto el legal como el ampliado, quienes fueron nombrados por él precisamente por considerar que pueden desarrollar debidamente las responsabilidades asignadas, Entonces, ante una posible cuarenta, todos deben de responder a la confianza depositada en ellos.

López Obrador debe estar consciente de que no es una persona más, aunque muchos no les agrade es el legítimo presidente de México y, por ello, tiene una gran responsabilidad y debe tener confianza en que sus instrucciones serán cumplidas, de acuerdo a sus criterios y no exponerse a un contagio, cuyas consecuencias políticas podrían ser más negativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.